¿Como desintoxicar nuestro cuerpo tras una comilona?

¿Qué es la intoxicación del cuerpo?

Después de una abundante comida, el estómago se siente pesado, hinchado y muchas veces podemos sufrir incluso náuseas y malestar general. Una intoxicación es una saturación de toxinas en el organismo debido a una sobrecarga de grasas saturadas, alcohol, carnes rojas y exceso de calorías en general. Cuando uno se ha excedido, lo primero que se debe hacer es comenzar a cuidarse, evitar consumir productos azucarados y volver a una alimentación sana. En pocas palabras, desintoxicar nuestro cuerpo.

 

comida copiosa

¿Como desintoxicar nuestro cuerpo tras una comilona?

Te vamos a indicar unas pautas muy sencillas pero si las llevas a la práctica sentirás tu estómago menos hinchado y tu cuerpo volverá a su equilibrio en pocos días.

  1. Consume frutas, verduras crudas y cocidas a diario. Éstas te aportarán antioxidantes y fibra.

2. Beber de 2 a 3 litros de agua al día o infusiones de hierbas.

agua fresca con limon

3. Reemplaza el azúcar y la bollería por frutos secos. Debido a que tienen antioxidantes (como ser las vitaminas C y E) son fundamentales para combatir a los *radicales libres, son una gran ayuda para no sentir hambre entre comidas y además son muy sabrosos.

frutos secos

4. Sustituye los carbohidratos simples por hidratos de carbono complejos o altos en fibra y con un mínimo contenido de grasa como los cereales y los granos enteros (arroz integral, frijoles, garbanzos, lentejas, maíz) y las pastas (preferiblemente integrales).

cereales y legumbres

5. Introduce la alcachofa en tu dieta: La alcachofa incrementa la producción de bilis, lo que favorece la digestión de las grasas. Además es un gran aliado para depurar al organismo tras grandes comilonas.

Consejo:

No hagas ayuno ni recurras a los laxantes ni a dietas milagro que ofrecen resultados rápidos y sin esfuerzo. Este tipo de dietas ponen en riesgo la salud y el buen funcionamiento del organismo.

Debes complementar una dieta variada y una buena rutina de actividad física. Lo mejor para el cuerpo es seguir una alimentación sana constante.

Si sigues éstos pequeños consejitos y pronto tu cuerpo encontrará de nuevo el equilibrio.

 

 

*Sustancias responsables por la formación de enfermedades degenerativas y del envejecimiento prematuro.

Impotencia sexual masculina. Un problema de dos

Introducción

La impotencia sexual masculina o disfunción eréctil es la incapacidad persistente para iniciar y/o mantener una erección del pene que permita una relación sexual satisfactoria.

Debe diferenciarse de otros problemas sexuales, como son la falta de deseo, las alteraciones de la eyaculación, la disfunción eréctil o los trastornos del orgasmo.

La impotencia o disfunción eréctil es una enfermedad frecuente que si no se trata puede llegar a afectar a las relaciones con la pareja, la familia, el entorno laboral y social influyendo en sus relaciones y en su autoestima llevando al paciente a la depresión.

Es importante diferenciar la impotencia sexual de la falta de libido. En la impotencia sexual, el hombre siente deseo sexual pero es incapaz de mantener o iniciar una erección satisfactoria. En la falta de libido, la erección no se da debido a la ausencia de interés sexual.

Causas de la impotencia sexual masculina

Entre las enfermedades y problemas más relacionados a la disfunción eréctil están:

Causas psicológicas:

El pene no presenta ninguna alteración física. Los problemas vienen dados por insomnio, estrés, ansiedad, depresión, preocupación excesiva por los problemas laborales, sociales o familiares, fatiga, la falta de ejercicio, o incluso un fracaso laboral.

estress y disfunción eréctil

Causas neurológicas:

Aveces existen lesiones de la médula espinal, esclerosis múltiple o tras problemas en la pelvis. Entonces se produce una interrupción en la transferencia de mensajes del cerebro al pene porque existe una lesión en los nervios implicados.

Causas circulatorias:

El tabaco, la tensión alta, la diabetes, niveles altos de colesterol en sangre y algunas enfermedades cardíacas pueden provocar trastornos vasculares que dificulten la erección. Esta causa es muy habitual. El pene no puede acumular la sangre necesaria para que se dé una erección.

impotencia sexual masculina y tabaquismo

Causas farmacológicas:

Los efectos secundarios de algunos medicamentos disminuyen la capacidad de tener una erección. Entre ellos los que tratan la hipertensión, las enfermedades cardíacas y los trastornos psiquiátricos.

Antidepresivos y otros medicamentos psiquiátricos, antihistamínicos, medicamentos para la presión arterial alta, diuréticos, medicamentos contra la enfermedad de Parkinson, quimioterapéuticos y hormonales, analgésicos opiáceos, drogas (alcohol, anfetaminas, cocaína…)

impotencia sexual y medicinas

Causas hormonales

Con muy poca frecuencia se producen una falta de hormonas sexuales masculinas que impiden una buena relación sexual.

Otras causas

El alcoholismo, la obesidad, la dislipidemia o la insuficiencia renal crónica también contribuyen a sufrir impotencia sexual masculina.

Síntomas de la disfunción eréctil

El principal síntoma de la disfunción eréctil es un cambio en la calidad de la erección. Tanto en términos de rigidez, como en la capacidad de mantener una erección.

El no conseguir la erección conlleva a no culminar el acto sexual y por tanto a lograr el orgasmo y la expulsión de semen.

Origen

  • Por causas psicológicas, la impotencia suele producirse durante un periodo de tiempo concreto.
  • Causas físicas. Uno de los principales indicadores es la incapacidad para tener o mantener una erección al despertarse por la mañana.

Si persiste durante más de tres meses, el paciente deberá buscar un urólogo especializado.

Tratamiento

Muchos médicos sugieren que la elección de los tratamientos contra la impotencia que han de seguirse debería ir de menos a más invasivo. Primero, el abandono de drogas. Segundo, psicoterapia y modificación de comportamientos. Tercero, aparatos de vacío o fármacos; y, por último, cirugía.

Según las pautas de la Sociedad Americana de Urología, los inhibidores de la fosfodiesterasa oral tipo 5, son la terapia en una primera línea y los siguientes agentes a tener en cuenta para un correcto tratamiento farmacológico.

La Fosfodiesterasa Tipo 5 (PDE5) es una sustancia que actúa eliminando el óxido nítrico de la circulación sanguínea disminuyendo la cantidad de sangre en el cuerpo cavernoso. Las drogas que inhiben la acción de la PDE5 aumentan el tiempo de permanencia del óxido nítrico y, consecuentemente, facilitan la erección.

Los principales medicamentos de esta clase son:

impotencia sexual masculina

 

Sildenafil (Viagra®)
Vardenafil (Levitra®)
Tadalafil (Cialis®)

 

 

Los inhibidores de la PDE5 son actualmente la primera elección en el tratamiento de la impotencia sexual masculina y presentan una tasa de eficacia aproximada del 70%.

Cuando no hay respuesta o cuando el paciente no puede tomar estas drogas, existen otras opciones. Entre ellas podemos citar la administración de drogas con inyección intrapeniana o intrauretral.

Existen también algunos aparatos que actúan creando vacío, favoreciendo la circulación de la sangre hacia el pene.

La implantación de una prótesis peniana es actualmente un tratamiento de 3ª línea. Está indicado solamente cuando los tratamientos descritos anteriormente no dan resultado.

Los peligros del Sol y la mejor protección solar.

Tomar el sol. Sí o no.

El sol puede ser beneficioso o perjudicial dependiendo de algunos factores como: horas de exposición solar, momento del día en que se toma el sol, protección adecuada, edad…

Demasiada exposición al sol puede causar daños irreparables en nuestra piel. Debemos concienciarnos de la importancia de utilizar una buena protección solar. Sobre todo a los niños, ya que sus defensas están muy inmaduras y no se recuperan de las quemaduras igual que los adultos.

Los peligros del sol:

1. Provoca cáncer. El sol causa más cáncer de piel que el tabaco de pulmón. El cáncer cutáneo, es el que más ha aumentado de todos los tipos. Se ha comprobado que la aparición de melanomas está directamente relacionada con las quemaduras solares de la infancia. El melanoma es el tipo más serio de cáncer de piel. El primer signo de un melanoma es un cambio de tamaño, forma, color o textura de un lunar. La mayoría de los melanomas tienen un área negra o negra azulada. El melanoma también puede aparecer como un lunar nuevo. Puede ser negro, anormal o “de aspecto desagradable”. En los últimos 20 años la tasa de melanoma en España se ha multiplicado por diez. Por ese motivo es tan importante usar protección solar.

melanoma
Melanoma por exposición al sol

2. Disminuye las defensas naturales de la piel, provocando herpes labiales. El causante del herpes labial es un virus, el herpes simple tipo 1. Se transmite por contacto estrecho y directo de persona a persona. El herpes, especialmente el labial, aparece con mayor frecuencia en el verano, al exponernos a los rayos ultravioletas del sol. Es recomendable el uso de pantallas solares con filtros de adecuada graduación. Hay que evitar los efectos de los rayos ultravioletas sobre las reactivaciones durante los meses de verano. Lo mismo se recomienda para exposiciones solares intensas, como por ejemplo, en la nieve durante la temporada de esquí.

herpes labial
Herpes en el labio

3. Envejece la piel prematuramente. Los rayos UV actúan sobre las células de la piel dañando la cadena de ADN. De esta manera las células producen menos melanina, colágeno y elastina. Esto acentúa el proceso de envejecimiento fisiológico favoreciendo la aparición de numerosas arrugas, profundas y marcadas, las manchas marrones se multiplican y la piel se vuelve menos flexible.

4. Problemas en la vista. Durante el verano pasamos más tiempo al aire libre, y los estudios muestran que la exposición a la luz solar brillante puede incrementar el riesgo de desarrollar cataratas, degeneración macular relacionada con la edad y tumores en el ojo, incluyendo cáncer. Es muy importante protegernos siempre con unas gafas de sol adecuadas o con una gorra o un sombrero. Los sombreros de ala ancha proporcionan la mejor protección para sus ojos. Escoja lentes que bloqueen los rayos UV.

La piel y la exposición prolongada al sol

El melanoma representa sólo el 4% de todos los cánceres de piel pero es responsable del 80% de las muertes por este tipo de cáncer. Éstos son algunos datos de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). La protección de la piel es importante a cualquier edad, pero adquiere más relevancia en los niños pequeños. Los niños y jóvenes de hasta 18 años son más sensibles a los efectos nocivos del sol y de los rayos UV  debido a la inmadurez de las estructuras epidérmicas. Los más pequeños poseen una piel muy delgada y sus sistemas de protección natural aún no están formados. Su barrera cutánea resulta débil. Además, el sistema de producción de la melanina o pigmentación (la primera barrera con la que se encuentra el sol) se pone en marcha progresivamente durante los primeros años de vida.

El 80% de la exposición solar que recibimos a lo largo de nuestra vida se produce en los primeros 18 años. Los efectos de ésta exposición prolongada se acumulan debido a que la piel tiene memoria solar. Ésta acumulación puede generar problemas en la edad adulta. Uno de los inconvenientes del sol es que sus daños no se ven inmediatamente. De ahí la falsa creencia de que sólo se produce una lesión cuando vemos que se quema la piel. Pero simplemente con una exposición solar excesiva sin una buena protección solar puede pasar factura a largo plazo.

La piel tiene memoria

El bronceado es un mecanismo de defensa contra la agresión que provocan las radiaciones ultravioletas del sol. Por lo que en el momento que te estás bronceando año tras año se va gastando. Y cuando ya se ha gastado y no puede funcionar más porque las células ya no pueden trabajar. El bronceado está de moda y se asocia a un estatus social, salud, vacaciones y diversión. Ésto ha hecho que la gente abuse mucho del sol. Las quemaduras de joven, la reiteración continuada de tomar el sol, los golpes de calor en verano y que estar horas y horas en la playa hace que aumente el cáncer de piel.  Aparece el envejecimiento precoz y las manchas en la piel, que podríamos decir no cancerígenas, después precancerígenas y finalmente el cáncer de piel.

tomando el sol

La mejor protección solar

1. Evitar el sol al mediodía

Si se practican actividades al aire libre como montar en bici, leer o pasear por la playa se hará por la mañana o por la tarde. Evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día (de 12 del medio día a 3 de la tarde).

Los niños menores de dos años no deben exponerse directamente a la luz del sol ni a la intensidad de los rayos UVA durante el día. Aunque en la sombra la radiación es más débil, sigue existiendo riesgo de sufrir una quemadura. Incluso a la sombra es muy importante utilizar una buena protección solar.

2. Elegir el factor de protección solar adecuado

La protección solar es fundamental cuando uno se va a exponer al sol. Elegiremos una buena crema solar con un factor de protección adecuado. Debe adaptarse al tipo de piel y a la intensidad de los rayos UVA. Deben utilizarse productos con un factor de protección solar alto (25, 30, 35 o 50). El factor mínimo que debemos usar es 30. Por debajo el efecto protector es muy bajo y por encima de 30 estamos claramente protegidos. Un protector del 30 bloquea el 96.7% de los rayos ultravioleta B y uno del 50 bloquea el 98%. Se debe renovar la crema cada cierto tiempo.

protección solar

3.¿Cómo usar correctamente la crema solar?

Hay que echarse la crema entre 20 minutos y media hora antes de la exposición y renovarla nada más llegar a la playa o piscina.

Hacerlo con anterioridad es la forma de garantizarnos que la crema se mezclará correctamente y de forma uniforme con nuestra capa cutánea. En casa podemos echarnos crema sin el bañador y así asegurarnos de que ninguna parte del cuerpo queda sin cubrir.

Hay que tener en cuenta que en unas dos horas casi el 80% de la capacidad de barrera se ha perdido. Mermando así la protección solar de nuestra piel. Por eso si la crema es espesa debemos renovarla cada dos horas. La cremas ligeras o en spray deberíamos hacerlo con más frecuencia ya que se evaporan con más rapidez.

Debemos tener en cuenta varios factores a la hora de renovar la crema solar. Si es un día soleado o muy nublado, si estamos en la playa o en un bosque con altos árboles y mucha sombra, si son las 14:00 del medio día o las 20:00 de la tarde.

protección solar

4. Sé generoso

Para llegar a la máxima protección solar debes poner 2 miligramos por cada centímetro cuadrado de piel.  En cuestión de cremas solares, hay que ser generoso.

No te olvides del empeine, la planta del pie y el cuero cabelludo.

Recuerda que una correcta protección solar no impide que consigamos un bonito bronceado.

protección solar

5. Protección solar desde el interior

La vitamina E, el licopeno, el betacaroteno o los polifenoles son buenos antioxidantes ideales para personas especialmente sensibles al sol. Sin embargo, deben combinarse con el protector solar.

Se demostró en estudios que el uso de ciertos probióticos, las bacterias como Lactobacillus johnsonii (La1) o cepas de e. coli, reducen el riesgo de la aparición de alergias al sol y aumentan la capacidad de regeneración de la piel. Los probióticos están incluidos en algunas dietas y en ciertos suplementos alimenticios.

vitaminas par el sol

6. No olvidar las gafas de sol

Los rayos del sol pueden producir quemaduras y lesiones en los ojos. El resultado pueden ser daños en la córnea y en la retina que pueden llegar a ser irreversibles. Usar gafas de sol es una medida de protección fundamental para evitar los efectos negativos del sol en los ojos. Es muy importante usar gafas de sol homologadas. Para reconocer qué gafas de sol son buenas hay que fijarse en que lleven la marca CE (Comité Europeo) Este certificado indica que las gafas son apropiadas para proteger los ojos contra las quemaduras del sol. También que el producto cumple con las directivas europeas aplicables. Además, deben especificar la categoría del filtro, la 1 es para un resplandor bajo pero una buena protección y la categoría 4 es para un brillo alto y una protección aún mayor.

  • Aplicar geles calmantes en las zonas afectadas varias veces al día.
  • Si el dolor es intenso se pueden tomar analgésicos.
  • Es recomendable beber líquidos en abundancia. Sobre todo, agua y zumos mezclados con agua mineral.
  • Aplicar cremas hidratantes especiales que ayuden a la cicatrización de las áreas afectadas de la piel.

quemaduras en la piel